Imagenes Cristianas

Dios Traerá Victoria

Compartelo En...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

La experiencia más triste en la vida de un cristiano es estar bajo el poder del pecado. El pecado en la vida del cristiano tiene tres resultados terribles:

TRAE DESHONRA al nombre del Señor Jesucristo. Si tú eres cristiano, representas al Señor Jesús. Cuando cedes al pecado, traes deshonra a Su nombre.

TE ROBA tu gozo y tu poder. Mientras que cedas al pecado, Dios no te usará.

DESTRUYE tu testimonio cristiano. Otras personas juzgan tu testimonio cristiano, no tanto por lo que dices, sino por la forma en que vives diariamente.

En este momento, mediante tu vida, estás diciendo una de estas dos cosas a la gente: ¡La vida cristiana es eficaz! o: La vida cristiana no es eficaz.

La forma en que vives como cristiano no solamente afecta tu vida, sino también las vidas de otras personas. ¿Ves por qué es tan importante que tú seas un cristiano victorioso?

¿Qué es la Vida Victoriosa?

Cuando hablamos de la “vida victoriosa”, no nos referimos a una vida sin tentación o una vida de perfección sin pecado. No es posible que una persona tenga tal convenio con el Señor como para poder decir: “Yo no tengo pecado”, o“nunca más podré pecar”. La Biblia dice:

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros (1 Juan 1:8).

¿QUÉ, PUES, ES LA VIDA VICTORIOSA? La vida victoriosa es una vida de paz y gozo en el Señor. Es una vida de comunión constante con el Señor. Es una vida de victoria sobre el pecado, aun los llamados “pecadillos”, tales como mal genio, criticar, irritabilidad, quejarse, falta de amor, envidia, celos, palabras hirientes, malos pensamientos, preocuparse y ansiedad.

La vida victoriosa es una vida que glorifica al Señor Jesucristo, es la única clase de vida que le glorifica.

¿QUIÉN PUEDE VIVIR ESA CLASE DE VIDA? ¡Cualquier creyente! ¡Es para ti! La vida victoriosa no es solamente para unos cuantos cristianos especiales. Se presenta en el Nuevo Testamento como la vida cristiana normal. Dios ha hecho provisión para que todo cristiano viva esa clase de vida. Veamos lo que dice la Biblia en cuanto a esto:

La Victoria es un Regalo

La primera cosa que queremos ver en cuanto a la vida de victoria es que es un regalo. Así como la vida eterna es un regalo, así también la vida victoriosa es un regalo. No se puede ganar; es un regalo de Dios. La Biblia dice:

Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 15:57).

La Victoria es por la Gracia de Dios

Lo siguiente que necesitamos comprender acerca de la vida de victoria es que ésta es por la gracia de Dios.

¿QUÉ ES GRACIA? Gracia es algo que Dios hace por nosotros. Muchas veces se ha definido la gracia como “el favor inmerecido de Dios”, pero la gracia es mucho más que esto. La gracia es el poder omnipotente de Dios obrando a nuestro favor, haciendo por nosotros cosas que nunca podríamos hacer por nosotros mismos. Desde el principio hasta el fin, nuestra salvación es toda por la gracia de Dios.

PERO, ¿NO TENEMOS UNA PARTE en la salvación? Sí, la tenemos. ¿Cuál es nuestra parte? Nuestra parte es recibir lo que la gracia de Dios provee para nosotros. Ahora, consideremos nuestra salvación y veamos la parte que la gracia de Dios tiene en ella.

Primero, pensemos en el momento en que Dios nos salvó. Cada uno de nosotros puede mirar hacia el pasado a la época cuando nos hallabamos separados de Dios y “muertos en delitos y pecados”. Pero Dios nos amó y salvó mediante Su gracia. La Biblia dice:

Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados (Efesios 2:1).

Cuando estábamos “muertos en delitos y pecados”, ¿podíamos vivificarnos espiritualmente? No, no podíamos. Fue el poder de Dios obrando en nosotros lo que nos dio vida espiritualmente. Todo fue por la gracia de Dios. La Biblia dice:

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios (Efesios 2:8).

Ahora, pensemos en el futuro. Sabemos que, algún día, el Señor Jesucristo vendrá por Sus creyentes. Cuando Él venga, todos los creyentes, tanto los que han muerto como los que están vivos serán arrebatados hacia arriba para reunirse con el Señor en el aire. Nuestros cuerpos serán cambiados al instante, y seremos transformados a semejanza de Él. La Biblia dice:

Porque el Señor mismo con voz de mando… descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire… (1 Tesalonicenses 4:16-17).

¿QUÉ PODEMOS DECIR DE ESTO? ¿Seremos arrebatados para reunirnos con el Señor por nuestro propio poder? No, de ninguna manera. Será por el gran poder de Dios. Será por Su gracia.

¿QUÉ EN CUANTO A AHORA? ¿Debemos solamente luchar con nuestra propia fuerza, haciendo lo mejor que podamos, per fallando miserablemente? ¡No! Dios ha hecho posible que tengamos victoria ahora.

¿CUÁL ES LA PROVISIÓN DE DIOS para nosotros ahora? Su provisión es Su gracia; Su gran poder obrando en nosotros. No importa cual sea nuestra condición, Dios nos dice: “Bástate mi gracia”.

LA GRACIA DE DIOS PARA NOSOTROS AHORA es simplemente Cristo viviendo en nosotros. Cuando Dios dice: “Bástate mi gracia”, quiere decir: “Mi Cristo es suficiente para ti. Confía en Él. Él te puede dar la victoria en cada situación”.

¿QUÉ HACEMOS? Descansamos en Cristo. Confiamos en El para que nos cuide y nos dé la victoria. Esto es recibir la gracia de Dios. Cuando hacemos esto,“reinamos” en vida. La Biblia dice

…reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia (Romanos 5:17).

La Victoria está en Jesucristo

Muchos cristianos buscan la victoria mediante alguna enseñanza o una experiencia extraordinaria, pero la victoria no se halla en una enseñanza o experiencia. La victoria se encuentra en el Señor Jesucristo. La Biblia dice:

Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 15:57).

Dios Traerá Victoria

Compartelo En...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Comenta esta Imagen Cristiana